Los sectores más atractivos para crear una empresa

Resultado de imagen de expansion
12 jul. 2019

Las compañías informáticas y las ligadas a nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y el big data acaparan el protagonismo junto a las fintech y proptech, las marcas nativas digitales y las ‘start up’ que innovan en salud, agricultura y transporte.

Poner en marcha un negocio siempre genera incertidumbre. Sin embargo, hay factores que contribuyen a incrementar la probabilidad de éxito. Uno de ellos es lanzar la empresa dentro de uno de los sectores de moda del momento. Esto supone varias ventajas. Por un lado, estos sectores estrella destacan por su potencial de crecimiento y la escalabilidad de los modelos de negocio. Además, la demanda de este tipo de servicios (o productos) está al alza. En consecuencia, figuran entre los que más gustan a los inversores profesionales, como los business angels y el capital riesgo, lo que facilita la obtención de financiación.

Aun así, el emprendedor debe recordar que no todo el monte es orégano. Por más que el sector figure entre los más atractivos, la start up sólo puede triunfar si parte de una idea de negocio que aporte valor añadido al mercado y que sepa desmarcarse de la competencia.

Software

Es el sector protagonista en estos momentos y también el favorito de los inversores, que no quieren perderse el nuevo Google o Salesforce. La mayoría de los business angels cuenta con empresas de software en sus carteras (en concreto, el 56%), según datos de la AEBAN. Y la informática supone también uno de los sectores favoritos de los fondos de venture capital. El volumen de inversión en tecnologías de la información ascendía a 116 millones en 2018, un 63% más que un año antes. Las compañías de informática gustaban especialmente a los fondos internacionales, acaparando el 86% de sus inversiones, según datos de ASCRI.

Una de las grandes ventajas de las compañías de este sector es su capacidad para internacionalizar el proyecto (y por tanto, escalar las ventas) a un mínimo coste. A ello contribuye el auge de la tecnología cloud (en la nube).

Dentro de este segmento, una de las áreas con más potencial es la del SaaS, siglas de software as a service (software como servicio). Se trata de compañías cuyas soluciones de software se alojan en la nube. De ese modo, sus clientes no tienen que instalarlas en sus equipos, sino que acceden a ellas a través de un navegador web y pagan por uso o bien abonan una cuota mensual o trimestral. Es el caso, por ejemplo, de empresas españolas como Pridatect, Iristrace, Timp y Cognicor.

Este esquema resulta muy beneficioso para las compañías, ya que les ahorra el pago de licencias. «Las empresas cada vez contratan más software y aplicaciones en la nube», señala Carlos Blanco, fundador de Encomenda Smart Capital.

Inteligencia artificial

Uno de los segmentos que vienen pisando fuerte en el ámbito tecnológico es el de la inteligencia artificial, que está llamada a revolucionar la economía (y la sociedad) tal y como la conocemos. Las empresas de inteligencia artificial están cambiando el modo de entender el retail, la abogacía y los recursos humanos, por citar sólo algunos sectores, mientras que las start up de robótica están transformando sectores como la industria y la medicina.

Los inversores son conscientes del potencial que encierran estas compañías. Así, la vasca Sherpa captó 7,5 millones de euros el pasado enero y negocia otra ronda de unos 17 millones, mientras que la catalana Inbenta captó seis millones hace menos de un año.

Big data

Los datos son la nueva materia prima del siglo XXI. Pero para aprovechar todo su potencial se hacen necesarias las start up que ayuden a recopilarlos, analizarlos y aplicarlos para optimizar otros sectores. Son las empresas de big data, una de las tendencias en auge en estos momentos. Un nicho de mercado aún por explotar es el de los open data, es decir, los datos abiertos, que son aquellos que generan empresas e instituciones públicas y que son de libre acceso.

Un segmento en auge y que va de la mano del big data, es el Internet de las Cosas (el IoT, por sus siglas en inglés). Esta tecnología facilita que los objetos acumulen información y la transmitan a un centro de soporte en la nube vía Internet, donde el análisis del big data, combinado con la inteligencia artificial, permite extraer conclusiones y aportar soluciones. En este campo se incluyen desde empresas de wereables como Geeksme, a compañías ligadas a la industria de la automoción, como Boonder.

Otro sector de moda es el machine learning. Esta tecnología parte de la idea de que los sistemas de inteligencia artificial pueden aprender de los datos, identificar patrones y tomar decisiones con la mínima intervención humana.

Fintech e insurtech

Las fintech son un fenómeno al alza en nuestro país. Este tipo de compañías utiliza la tecnología para proporcionar un nuevo servicio financiero o mejorar los ya existentes. En España existen cerca de 400 empresas registradas, lo que nos convierte en el país con más fintech por habitante, según la AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech). Aún así el sector sigue ofreciendo un gran potencial para el emprendedor, según los expertos. Prueba de ello es que se sitúa entre los favoritos de los business angels (está presente en un tercio de las carteras, según datos de AEBAN). «El sector ofrece mil oportunidades distintas, desde todo lo vinculado a las transacciones hasta el análisis de datos», comenta Gerard Olivé, CEO de Antai Venture Builder.

En este sector, el mercado español ofrece una tarta lo suficientemente amplia como para crecer, lo cual supone una importante ventaja si se tiene en cuenta que la internacionalización es complicada.

De cara a las fintech, la banca tradicional ha optado por una relación de simbiosis, fomentando la inversión (a través de incubadoras, aceleradoras y fondos de corporate venturing) y cooperando con ellas en el desarrollo de nuevos servicios. Esto propicia todo tipo de operaciones corporativas tanto por parte del sector bancario, como del de medios de pago. Como botón de muestra, Izettle, una fintech sueca que estuvo participada por Santander en sus inicios. El pasado septiembre Paypal se hizo con ella por 2.200 millones de dólares.

En el ámbito español, cabe citar las macro rondas de financiación que han cerrado algunas fintech en lo que va de año, como Pagantis (65 millones de euros) o Fintonic (19 millones).

Otro fenómeno en auge es el de las insurtech. «Ahí también esperamos un florecimiento de start up muy potente. Por ejemplo, en el ámbito de los seguros por uso, cambios flexibles de póliza y los seguros a colectivos verticalizados», apunta Olivé.

Proptech

Desde que tocara fondo en 2014, el mercado inmobiliario está viviendo una nueva era de esplendor en España. A ello han contribuido las proptech, compañías que ayudan a optimizar este sector gracias a las nuevas tecnologías. En 2017, la inversión del venture capital en este tipo de compañías ascendió a los 3.400 millones de dólares a nivel global, un 28% más que en 2016.

Existen diversas líneas de negocio encuadrables en esta categoría. Entre ellas figuran las inmobiliarias digitales, como Housfy, Housell, Cliventa, Clicpiso y Propertista. También Badi, centrada en la búsqueda de compañeros de piso. La compañía barcelonesa cerró en enero una ronda de financiación superior a los 26 millones, encabezada por el fondo Goodwater.

Por su parte, Spotahome le ha dado una vuelta de tuerca al mercado del alquiler, mientras que Daysk, Nested y Worktel, hacen lo propio con los espacios de oficina.

Un nicho de negocio es el de la tasación inmobiliaria, aprovechando tecnologías como el big data y la inteligencia artificial. Un ámbito que genera sinergias con el negocio bancario y que ha favorecido operaciones como la compra de Madiva Soluciones por parte de BBVA.

Otra línea en la que las start up están innovando es la de la financiación inmobiliaria. Así, plataformas como Housers e Inveslar están aplicando el crowdfunding al negocio del ladrillo.

Consumo y ‘retail’

La fabricación y venta de artículos de consumo es y siempre será un sector estrella para los emprendedores. Acapara la mitad del volumen de inversión de los fondos de venture capital en España, mientras que las compañías de artículos de consumo están presentes en el 21% de las carteras de los business angels nacionales.

No obstante, las tendencias apuntan a que el sector está viviendo una transformación que los emprendedores deberán tener muy en cuenta. Por un lado, el auge del ecommerce es imparable. En España, el comercio electrónico ha pasado de generar un volumen de negocio de 5.700 millones de euros en 2007 a más de 24.000 millones en 2016, según la consultora Knight Frank.

El mundo digital ha hecho que surjan grandes oportunidades en el renovado sector logístico (la denominada eLogistica), y también ha abierto la puerta a nuevos modelos de negocio, como las marcas nativas digitales. Se trata de compañías que diseñan, fabrican y distribuyen sus productos a través de Internet y que sólo después de consolidarse en este canal se plantean el salto al mundo físico.

eHealth

Las start up que innovan en el campo de la salud se sitúan entre las favoritas de los inversores en EEUU. Y aunque en España comienzan a hacerse un hueco en las carteras de los inversores, su verdadero despegue está aún por producirse. «Se trata del segmento vinculado a start up que más sube en Estados Unidos y será el de mayor crecimiento en los próximos 12 a 24 meses», comenta Blanco. Como explica este experto, el sector en Europa todavía no crece tanto, pero hay grandes perspectivas.

La medicina está cambiando hacia lo que se denominan las 4p: Participativa, personalizada, predictiva, y preventiva. Un reto en el que tecnologías como el big data, el IoT y la inteligencia artificial tienen mucho que aportar, pero también los últimos avances en genética.

Capítulo aparte merece un segmento al alza y con un inmenso nicho de mercado por explotar: las femtech. En este apartado se incluyen desde apps de fertilidad y asesoramiento médico, como las españolas WOOM y B-WOM, hasta empresas de productos y servicios sanitarios con una base tecnológica. El sector se encuentra en plena ebullición en EEUU y podría convertirse en uno de los más rentables en el corto plazo. Según cálculos de la consultora Frost & Sullivan, las femtech moverán más de 50.000 millones de dólares en 2025.

Agrotech y foodtech

El ámbito agrario y el sector alimenticio también están viviendo su particular revolución tecnológica. De hecho, tanto las agrotech como las foodtech se sitúan entre las compañías que más potencial presentan de cara a los próximos años, según Javier Megías, CEO y cofundador de Startupxplore.

En el ámbito de la agricultura 4.0, empresas como AgroMapping se están valiendo de tecnología vía satélite para vigilar las cosechas, mientras que firmas como AgroPestAlert recurren al Internet de las Cosas para controlar las plagas.

En cuanto a las foodtech, las tendencias más en boga son los robots repartidores, la comida a domicilio y la alimentación sana (healthy food). Aquí merecen mención aparte las empresas de delivery, cuya facturación superó los 1.000 millones de euros en 2017 en España. El auge de este sector ha impulsado a compañías como Glovo, que ha protagonizado la mayor ronda de financiación en España en lo que va de año: nada menos que 150 millones de euros.

Transporte

El auge del consumo colaborativo ha abierto la puerta a todo tipo de nuevas soluciones de transporte. Se trata de un campo floreciente para el emprendedor, como lo prueba el éxito de Cabify y Movo (que han cerrado rondas de 61 y 20 millones de euros, respectivamente, en lo que va de año). No obstante, es importante recordar que también presenta algunos riesgos, particularmente en materia regulatoria.

Posted in EMPRENDEDORES | Leave a comment

Bruselas eleva al 2,3% el crecimiento de España en 2019 y mantiene en el 1,9% el de 2020

Resultado de imagen de expansion
10 jul. 2019

La Comisión Europea ha revisado dos décimas al alza su previsión de crecimiento para España en 2019, cuando confía en que la economía se expandirá a un ritmo del 2,3%, prácticamente el doble que el crecimiento del 1,2% proyectado para la zona euro, mientras que ha mantenido sin cambios su pronóstico de crecimiento del 1,9% en 2020, medio punto por encima de la media prevista para la eurozona.

En su análisis, Bruselas destaca la «sorpresa» de un crecimiento de España en el primer trimestre (+0,7%) más fuerte de lo esperado por la contribución positiva de las exportaciones ante la leve contracción de las importaciones, añadiendo que el dinamismo de la inversión en vivienda y equipamientos compensó la debilidad del aumento del consumo.

De cara a los siguientes trimestres, la Comisión señala en sus previsiones provisionales de verano que las encuestas e indicadores de actividad apuntan a un crecimiento del 0,6% del PIB en el segundo trimestre, superando, a pesar de la desaceleración, las previsiones de primavera ante la recuperación de cierto impulso por el consumo.

«Se espera que el crecimiento disminuya algo más en el tercer trimestre de 2019 estabilizándose alrededor de una tasa del 0,5% trimestral durante el resto de trimestres del horizonte de la previsión, en línea con lo anticipado en primavera», apunta la Comisión.

En este sentido, Bruselas anticipa que la demanda doméstica, y en particular el consumo, seguirá siendo el principal motor del crecimiento de la economía española, con una contribución prácticamente neutral de las exportaciones netas.

«En un contexto de tensiones comerciales globales, aún se espera que las exportaciones e importaciones de España se recuperen, pero menos de lo previsto en la primavera», advierte la Comisión, añadiendo que el crecimiento del empleo debería disminuir a lo largo del horizonte de las previsiones, aunque seguirá expandiéndose con fuerza, lo que permitirá reducir aún más la tasa de desempleo, lo que, unido a los aumentos salariales, debería respaldar el incremento de los ingresos disponibles y una mayor tasa de ahorro de los hogares.

En cuanto a la evolución de los precios en España, las nuevas previsiones macroeconómicas de la Comisión Europea contemplan una tasa de inflación armonizada del 0,9% en 2019, cuatro décimas por debajo de la media del 1,3% prevista para el conjunto de la zona euro, mientras que en 2020 los precios subirán un 1,2%, frente al 1,3% de los Diecinueve

Posted in ECONOMÍA y Mercados Financieros | Leave a comment

Casi la mitad de los españoles aspira a convertirse en un emprendedor

Madrid 4/07/2019

Una de las consecuencias laborales de la crisis económica en España fue el cambio de mentalidad sobre el emprendimiento. La sensación de que en nuestro país la gente no apuesta por lanzar sus propios negocios ha quedado atrás. Así, más del 40% de españoles aspira a ser su propio jefe. Esta es una de las principales conclusiones obtenidas de la investigación realizada por Herbalife Nutrition en torno al espíritu empresarial de la población, motivaciones y los desafíos a los que se enfrentan a la hora de desarrollar un proyecto emprendedor desde sus inicios.

Los españoles (43%), junto con los italianos (50%) son los miembros europeos que más aspiran a emprender, según la encuesta, para la que han entrevistado a 23.500 personas de 24 países de todo el mundo. Estos datos contrastan con los de Francia y Reino Unido en donde los emprendedores representan un 27% y un 31%, respectivamente. El crecimiento de la percepción de oportunidades de negocio en nuestro país sitúa a España 5 puntos por encima de la media europea.

Flexibilidad

La ventaja de ser el propio jefe (57% de España, frente al 54% de Italia) y la flexibilidad horaria son los principales beneficios potenciales para quienes aspiran a ser dueños de un negocio, o quienes son ya dueños de uno. Le siguen la posibilidad de desarrollar una pasión profesional, en la que los españoles superan en 22 puntos a Reino Unido y una mayor satisfacción laboral (un 50% de los españoles encuestados, frente a un 38% de los franceses).

A la hora de tomar la decisión de crear un negocio propio, el emprendedor se enfrenta a dos cuestiones principales, ¿lo hago por ganar más dinero o por desarrollar mi pasión profesional? Un 35% de los españoles afirma hacerlo por realización laboral, mientras que solo un 21% de los italianos lo llevaría a cabo por la misma razón.

Desde el punto de vista personal, aproximadamente la mitad de los europeos encuestados declara que se siente más satisfecho trabajando en su propio negocio que para otra persona. Esta cifra, a pesar de ser buena, es baja en comparación con el resto del mundo. En España, un 52% de los emprendedores se siente feliz al frente de su propia empresa, a 18 puntos de Reino Unido.

Además, casi dos de cada tres encuestados que han comenzado su proyecto empresarial aseguran que ahora son más felices. En concreto, un 35% de los españoles encuestados corrobora esta afirmación, frente al 17% de los emprendedores establecidos en Reino Unido

Posted in EMPRENDEDORES | Leave a comment

El IPC se modera y marca un 0,4% en junio, su nivel más bajo desde finales de 2016

Resultado de imagen de expansion
27 jun. 2019
La subida de los precios se frena en junio. La tasa interanual del IPC se ha situado este mes en el 0,4%, cuatro décimas menos que en mayo, cuando marcó un 0,8%. Se trata del nivel más bajo desde noviembre de 2016.

Así lo ha hecho hoy público el Instituto Nacional de Estadística, que achaca este frenazo a la bajada de los precios de los carburantes y la electricidad, frente al aumento que experimentaron el año pasado.
En octubre pasado, el IPC marcaba un 2,3% y se fue moderando hasta marcar un 1% en enero. En febrero, marzo y abril fue aumentando (en cuarto mes del año registró un 1,5%), pero en mayo volvió a moderarse y marcó un 0,8%.
En comparación con mayo (es decir, la variación intermensual) la tasa ha sido negativa, de -0,1%, según los datos adelantados por el organismo estadístico, que dará a conocer las cifras definitivas el próximo 12 de julio.
Por su parte, la variación anual del indicador adelantado del IPCA (el indicador que se utiliza para comparar el nivel de precios con otros países del a UE) se ha situado en junio en el 0,6%. Si este dato se confirma, la tasa anual del IPCA disminuiría tres décimas respecto al mes anterior.
Hace unos días el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, aseguró que considera medidas de estímulo monetario y señaló que no aceptará una tasas persistentemente bajas de inflación.
Posted in ECONOMÍA y Mercados Financieros | Leave a comment

Sólo cuatro CCAA superan la renta per cápita de la UE

Resultado de imagen de expansion23 jun. 2019

Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña tienen un PIB per cápita superior a los 30.540 euros anuales de la media europea. Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha son las más pobres.

Ni la entrada en la Unión Europea, ni la convergencia del euro, ni la recuperación de la crisis experimentada durante los últimos años han logrado aupar a España al nivel de riqueza del resto de países comunitarios. A cierre de 2018, España continúa manteniendo una importante brecha respecto a la media europea en la renta de sus ciudadanos.

El PIB per cápita de trece comunidades españolas se encuentra por debajo de la renta per cápita media de la Unión Europea, que se sitúa en 30.540 euros al año, según los cálculos realizados por este diario a partir de datos cruzados de Contabilidad Regional del INE de 2018, y la media de la UE de Eurostat de 2017, a la que se le aplicó la variación del 1,8% experimentada por el PIB de la región a cierre de 2018.

Apenas se salvan cuatro: Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña, cuyo PIB por habitante se encuentra en 34.916 euros anuales, en el caso de Madrid; 34.079 euros en País Vasco; 31.809 euros en Navarra; y 30.769 euros en Cataluña. La reactivación económica ha tenido un papel importante en estas autonomías, donde se concentran las menores tasas de desempleo. Navarra es, de hecho, la comunidad con la tasa de paro más baja de España, con un 8,19%, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa del INE, seguida de País Vasco (9,6%).

Pero en general, a nivel nacional, la renta per cápita se encuentra un 15,3% por debajo del promedio europeo. La incorporación de los países del Este, con una menor media de PIB por habitante, tampoco ha salvado la distancia. Extremadura es la comunidad peor situada, con 18.174 euros anuales por ciudadano, un 40% menos que la media de la UE y un 29,7% por debajo de la nacional. Le siguen por abajo Andalucía (19.132 euros) y Castilla-La Mancha (20.645 euros). Precisamente Extremadura y Andalucía son las dos comunidadescon mayor tasa de desempleo, que a fecha de abril se situó en un 22,5% y un 21%, respectivamente.

Desde 2007, y coincidiendo con el periodo de recesión, el crecimiento en Europa se ha concentrado sobre todo en el entorno de las capitales, en perjuicio de las zonas rurales y las áreas industriales golpeadas por la deslocalización, según el informe de cohesión de la Comisión Europea. El retraso de España en superar la crisis ha provocado que la diferencia de renta se ensanche en buena parte de las regiones respecto a Europa, pero también entre las propias comunidades respecto a su situación precrisis.

Aunque el PIB per cápita nacional logró superar en 2017 el máximo alcanzado en 2008, los vestigios de la última recesión son todavía patentes en la mayoría de comunidades autónomas. El PIB per cápita de diez de las 17 regiones españolas está ahora peor que antes de la crisis respecto a la media. Canarias es la que más lejos está de tocar el nivel que tenía antes de la crisis. Su renta per cápita, de 21.031 euros al año en 2018, es un 8,2% inferior al volumen de antes de la crisis. Le siguen Andalucía (-4,2%), y la Comunidad Valenciana (-3,1%).

Hay otros casos llamativos, como el de Galicia, la comunidad donde más ha aumentado la renta per cápita respecto a su nivel en 2007 (5,2%), pero que cuando se la compara con el resto de regiones, se sitúa por debajo de la media. Esto también le sucede a Extremadura y a Castilla y León (ver gráfico).

Ricas y pobres

La convergencia entre comunidades es otro gran reto que la economía española no ha logrado salvar. La brecha entre ricas y pobres se mantiene en 2018.

El problema, apunta el Banco de España, no es tanto la brecha en sí, que es más reducida que en otros países europeos, como Francia o Italia, sino que la convergencia entre comunidades avanza demasiado despacio. En 2007, había diez comunidades con una renta por habitante inferior a la media, exactamente las mismas que una década después.

Posted in ECONOMÍA y Mercados Financieros | Leave a comment

Los nacimientos en España se reducen un 29% desde 2008

Resultado de imagen de cinco dias  Madrid 19 JUN 2019

La población española registró el pasado año más personas que murieron que las que nacieron por cuarto año consecutivo

tasa de natalidad en españa

os datos de población en España siguen mostrando un escenario poco esperanzador. En 2018 se registraron 369.302 nacimientos en España, 23.779 menos que el año anterior, lo que supuso una disminución del 6%. Es el cuarto año consecutivo en el que desciende el número de nacimientos, que acumulan un recorte del 29% desde el año 2008, según los datos hechos hoy públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según ha explicado el INE esta nueva caída de los nacimientos, que registran la cifra más baja de los últimos veinte años, obedece a dos causas: la disminución del número de hijos por mujer, pero también se debe a la reducción del número de mujeres en edad de ser madres.

Así este último colectivo se redujo un 2,5% el pasado año, cuando el grupo de mujeres de entre 25 y 40 años (que concentran el 85% de los nacimientos) pasó de estar formado por 4,98 millones de mujeres en 2017 a 4,85 millones en 2018. Al mismo tiempo, el indicador coyuntural de fertilidad (o número de hijos por mujer) se desploma del 1,31 al 1,25, según los datos provisionales del INE. Este es el valor más bajo desde 2002, hace 16 años.

El pasado año aumentó ligeramente el número de bebés de madre extranjera hasta los 76.184, con lo que pasaron de representar el 19,3% en 2017 al 20,6% del total de los nacidos en 2018.Si bien tanto entre las madres españolas como en las extranjeras se redujo el índice de fecundidad, hasta el 1,19 y el 1,63, por mujer, respectivamente.

En los últimos años se observa que la disminución del número de nacimientos se ve acompañada de un retraso de edad de maternidad. De hecho, la edad general a la que las mujeres son madres en España se retrasó el pasado año de los 32,1 a los 32,2 años. Pero el indicador más contundente de este fenómeno es el que apunta a un fuerte incremento del 63% de las mujeres que son madres con 40 o más años en comparación con hace diez años.

En el lado contrario, los fallecimientos no experimentan cambios tan acentuados. En España fallecieron 426.053 personas el año pasado, un 0,4% más que en 2017. Juntando el número de nacimientos y el de defunciones se obtiene que España registró un crecimiento vegetativo de la población (es decir, la diferencia entre nacimientos y defunciones) fue negativo en 56.262 personas. Es también el cuarto año consecutivo que España tiene un crecimiento vegetativo negativo de su población y en 2018 la diferencia fue la mayor de ese periodo.

Mientras que la noticia más positiva de las conocidas hoy en materia de población ha sido el aumento de la esperanza de vida al nacer aumentó una décima hasta situarse en 83,2 años en 2018. Asimismo, se eleva la esperanza de vida de los que cumplieron 65 años el año pasado. Este colectivo vivirá a partir de ahora una media de 23,1 años si es mujer y de 19,2 años si es hombre.

Posted in ECONOMÍA y Mercados Financieros | Leave a comment

Bruselas cierra el expediente a España por déficit excesivo, pero le pide medidas en 2019 y 2020

Resultado de imagen de expansion5 jun. 2019

Una década después, la Comisión Europea ha pedido este miércoles cerrar el expediente abierto a España en 2009 por déficit excesivo, tras haber reducido el desvío de las administraciones públicas el año pasado hasta el 2,5% del PIB desde el 11% registrado hace diez años.

«La Comisión recomienda que el procedimiento por déficit excesivo a España sea cerrado. Una vez que el Consejo (los países) adopten esta decisión, todos los procedimientos por exceso de déficit que datan de la crisis quedarán cerrados», informó el Ejecutivo comunitario al presentar sus recomendaciones de política económica para cada país.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ya había anunciado a principios de mayo que el Ejecutivo comunitario estaba en condiciones de solicitar dar carpetazo al expediente, pero la petición formal no se ha producido hasta hoy.

Aunque la decisión todavía debe ser confirmada por los ministros de Economía y Finanzas, el próximo 14 de junio, España pone fin a una década bajo el brazo ‘corrector’ del Ejecutivo comunitario, que ha marcado la política presupuestaria de tres gobiernos distintos: primero el de José Luis Rodríguez Zapatero, después el de Mariano Rajoy y finalmente el de Pedro Sánchez.

Riesgos: déficit y pensiones

Pese a todo, la Comisión Europea ha advertido a España de que existe un riesgo de que se desvíe de forma «significativa» del ajuste fiscal que le exige Bruselas en 2019 y 2020, así como de que incumpla las normas europeas que requieren reducir la deuda pública en ambos ejercicios.

En este contexto, el Ejecutivo comunitario pidió a España tomar medidas este año y el que viene para asegurar que el gasto público primario no crece más de un 0,9% del PIB en 2020, de modo que cumpla con el requerido ajuste estructural -sin tener en cuenta el ciclo económico- del 0,65 % del PIB ese año.

Asimismo, recomienda «usar las ganancias inesperadas para acelerar la reducción del ratio de deuda con respecto al PIB» y pide al país «preservar la sostenibilidad del sistema de pensiones».

Brazo preventivo

Las cuentas españolas pasan ahora a estar controladas en el llamado brazo ‘preventivo’, en el que, en lugar del déficit nominal, se tienen en cuenta los esfuerzos estructurales. Es decir, aquellos que se realizan sin tener en cuenta la aportación del ciclo económico.

Bruselas abrió este expediente a España el 18 de febrero de 2009 (tras haber registrado un desfase presupuestario el año anterior del 4,4%) y propondrá cerrarlo este miércoles, más de diez años después y tras cuatro prórrogas: una concedida al Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y tres al Ejecutivo ‘popular’ de Mariano Rajoy.

El primer plazo exigía a España reducir su déficit público por debajo del 3% del PIB (producto interior bruto) como muy tarde en 2012, pero el Gobierno de Zapatero solicitó un año más de prórroga pocos meses después de la apertura del procedimiento. Ya con Rajoy en la Moncloa, la UE concedió una nueva prórroga a España hasta 2014, después una nueva de dos años, hasta 2016, y finalmente una última hasta 2018.

El verano de 2016 fue el momento más tenso entre Bruselas y Madrid en el marco de este expediente. En ese momento, las autoridades europeas estuvieron cerca de multar a España por relajar la aprobación de medidas de consolidación fiscal e incumplir el objetivo que estaba establecido para el año anterior. El Ejecutivo comunitario canceló finalmente dicha multa y también la congelación de una parte de los fondos que recibe el país.

El cierre del expediente llega después de que las administraciones públicas cerraran el año pasado con un déficit del 2,48%, más de medio punto por debajo del umbral del 3% aunque es casi tres puntos superior al objetivo pactado con Bruselas, que era del 2,2%.

Desde el 11% del PIB de saldo negativo marcado en 2008, bajó al 9,4% un año después, para posteriormente encadenar dos años de crecimiento: 9,6% en 2011 y 10,5% en 2012. A partir de entonces el déficit público encaminó una senda de fuertes descensos y se redujo al 7% en 2013, 6% en 2014, 5,3% en 2015, 4,5% en 2016 y 3,1% en 2017.

Sanciones a Italia

Además, la Comisión Europea ha activado el procedimiento para sancionar a Italia por no haber adoptado medidas suficientes para reducir su deuda pública, que supera el 130% del PIB y seguirá creciendo en los próximos años, en un paso que abre la puerta a una multa de unos 3.500 millones de euros.

Posted in ECONOMÍA y Mercados Financieros | Leave a comment

Las ETT apuntan a la mayor formación como causa de la mejora del empleo este año

CincoDías    Madrid 27 MAY 2019

La posibilidad de encontrar empleo es ocho puntos superior en los parados formados, según la patronal de las ETT, Asempleo

El porcentaje de activos con un elevado nivel educativo (educación universitaria) se ha situado en el 40,8% en 2019, frente al 31,9% de 2007, lo que sitúa a España en cifra récord de activos con estudios superiores, según un estudio de la patronal de empresas de trabajo temporal, Asempleo.

De este modo, la organización que representa a las ETT cree que España puede llegar a cumplir el objetivo de Europa 2020 que exige que el número de personas de entre 30 y 34 años con educación superior alcance el 44%, porcentaje que al finalizar marzo era del 43,8% en España.

Precisamente, esta mejora en la formación de los trabajadores es para Asempleo, uno de los factores que puede estar contribuyendo a la “inesperada” evolución más positiva del empleo en el arranque de 2019.

El informe destaca, además, que las personas con mayor formación tienen menor riesgo de caer en el desempleo. De hecho, los trabajadores con estudios superiores apenas representan uno de cada cuatro desempleados existentes (el 24% del total).

Asimismo, según las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) que maneja Asempleo la incidencia del desempleo es mayor entre los trabajadores con una baja formación, ya que estos representan el 6,6% de los activos pero el 12,1% de los parados.

“Los trabajadores más formados siempre tienen una mayor probabilidad de encontrar empleo con independencia del momento del ciclo económico”, subrayan desde esta patronal cuyos datos sobre el mercado laboral sirven como indicador adelantado de la economía.

Las cifras del INE también respaldan esta afirmación al indicar que los parados con niveles de formación alto presentaron en el primer trimestre una probabilidad del 23,3% de encontrar un empleo, frente al 17,7% de los que tienen niveles medios de formación y al 15,5% de aquellos que cuentan con un nivel educativo bajo.

Otro aspecto relacionado con la formación que contribuye a mejorar esta posibilidad de encontrar un empleo es que los parados con un mayor nivel educativo son precisamente aquellos que más cursos de reciclaje profesional realizan. En el primer trimestre, el 27% de los parados con estudios altos realizó cursos de formación. Por el contrario, los parados de cualificación media y baja tienen un 14% y un 6% de probabilidades de hacer cursos, respectivamente.

En cualquier caso, la mejora de la formación tanto de los futuros trabajadores como de los que ya están en activo es imprescindible para garantizar el futuro del mercado laboral ya que, según el grupo de recursos humanos Randstad, el 85% de los trabajos que habrá en 2030, en apenas once años, aún no se han inventado. Por lo que los perfiles más solicitados serán aquellos con formación y experiencia en las necesidades más innovadoras, según esta compañía.

“Muchas empresas están apostando por los robots en aquellos trabajos repetitivos de ensamblaje o para realizar, mediante drones o maquinaria inteligente, tareas peligrosas para el ser humano”, añaden en Randstad.

Es más, auguran que esta tendencia no se va a detener, ya que el 83% de los empleadores creen que la robótica tendrá la misma o más influencia en el negocio durante el próximo año, porcentaje que en 2016 era del 68%.

Posted in SISTEMA EDUCATIVO. Mundo Académico y Laboral | Leave a comment

El ecosistema emprendedor español, bajo la lupa

Resultado de imagen de expansion27 may. 2019

Cada vez más personas lanzan su propia empresa, aunque desciende el número de negocios consolidados. La brecha de género sigue reduciéndose, pero en materia de innovación e internacionalización aún queda camino por recorrer.

El colectivo emprendedor tiene cada vez más peso en nuestro país. El porcentaje de españoles que cuenta con un negocio nuevo o incipiente ha pasado del 6,2% al 6,4%, con lo que marca nuevos máximos desde 2008, aunque todavía estamos lejos de equipararnos con la media de los países desarrollados (10%). Esta es una de las principales conclusiones del Informe GEM España 2018-2019 sobre emprendimiento, elaborado por la Asociación Red GEM España, con la coordinación de CISE y el patrocinio de Banco Santander, la Fundación Rafael del Pino y Enisa.

Emprender es cada vez más fácil. Pero no lo es tanto lograr que las empresas sobrevivan. De hecho, el porcentaje de negocios consolidados (aquellos que han abonado salarios durante más de 42 meses) ha descendido hasta el 6,1%, situándose en mínimos desde 2006. En este aspecto, España se sitúa también por debajo de la media comunitaria, en la que el porcentaje de negocios consolidados es del 6,8%. En contrapartida, la tasa de abandono empresarial, es decir, los emprendedores que han cesado su actividad para cerrar el negocio, traspasarlo o jubilarse, es del 1,7%, dos puntos por debajo de la media de países desarrollados.

Radiografía del emprendedor

En el lado positivo, el mercado español destaca como el que más ha conseguido reducir la brecha de género entre los países de nuestro entorno. El perfil del emprendedor español sigue siendo mayoritariamente masculino, pero la paridad de género está cada vez más cerca. Así, el porcentaje de mujeres dentro de este colectivo ha pasado del 44,9% en 2017 al 46,9% en 2018.

En cuanto a la edad, los nuevos empresarios se sitúan sobre todo en el rango de los 35 a los 44 años, con una edad media de 42 años. Pero el emprendimiento cobra cada vez más peso en el segmento senior. Así, el porcentaje de emprendedores entre los mayores de 45 años es el más elevado de la serie histórica (con datos desde 2005), rozando el 12%. En concreto, alcanza el 7,2% entre los 45 y los 55 años y el 4,7% a partir de los 55 años.

Dentro del retrato robot del emprendedor español destaca también el elevado nivel de formación. El 53,2% tiene, como mínimo, educación superior, según el informe. El 7,9% cuenta incluso con estudios de postgrado. Además, la mayoría afirma disponer de educación específica para emprender.

Este dato podría explicar la percepción que los empresarios españoles tienen de sí mismos. La inmensa mayoría (el 83,8%) considera que tiene los conocimientos, las habilidades y la experiencia suficientes para montar una empresa. En el caso de la población general, la cifra baja hasta el 48,5%. Aún así, es superior a la media europea, que ronda el 45%. Este nivel de autoconfianza es más agudizado en comunidades autónomas como Cataluña y Andalucía. Pero curiosamente en regiones con una larga tradición empresarial, como Madrid, la confianza de los emprendedores en sus propias habilidades es muy inferior.

Por otro lado, lanzar un negocio parece ser una tarea relativamente más sencilla para aquellos que ya disponen previamente de músculo financiero. Así, el porcentaje de emprendedores entre las personas con más recursos (entendidas como aquellas que se sitúan en el tercio más elevado en términos de nivel de renta) se sitúa en el 12,9%, el doble de la media nacional. En los niveles medios de renta (segundo tercio), el porcentaje de emprendedores es del 5,7%, y en los niveles más bajos, se reduce hasta el 4,4%.

La importancia de partir de una situación económica desahogada se entiende si se analizan cuáles son las principales fuentes de financiación de un nuevo proyecto. El 60,4% del capital semilla procede de ahorros personales, a gran distancia del 18,2% que aportan los bancos. Le sigue la aportación de familiares (7,6%).

Auge inversor

Una tendencia que cobra fuerza es la del papel de los business angels como impulsores de nuevos proyectos. Así, el porcentaje de fondos que proceden de inversores privados es del 3,8%, el máximo de la serie histórica.

En cuanto a las motivaciones para emprender, los españoles se guían sobre todo por las oportunidades de negocio. El porcentaje de personas que montan una empresa por necesidad se reduce hasta el 22,6%, lejos del 28,3% del año anterior.

En este sentido, se anticipan algunos nubarrones en el horizonte, ya que ha descendido el porcentaje de emprendedores que percibe oportunidades de negocio en los próximos seis meses. El dato ha pasado del 44% en 2017 al 42,7% en 2018. Y la cifra también se ha reducido en términos de la población general, es decir, tanto emprendedores como no emprendores, pasando del 31,9% al 29,1%. La media europea es del 45,8%.

A priori esto podría constituir un freno a la hora de que el número de emprendedores siga creciendo a futuro, pero por el momento, parece que la intención de emprendeder permanece estable. De este modo, el porcentaje de individuos que planea lanzar un nuevo proyecto empresarial en los próximos tres años continúa en el 6,8%, la misma cifra que el año anterior.

Obstáculos

Más allá de las oportunidades de negocio, el freno más importante para los nuevos empresarios sigue siendo el miedo al fracaso, que se percibe como un obstáculo por parte del 43,1% de los españoles, en línea con los países de nuestro entorno.

Otro hándicap al que se enfrentan es el escaso reconocimiento social con el que cuenta este colectivo. Apenas el 53% de la población considera que montar un negocio constituya una opción laboral atractiva, frente a casi el 60% de la media europea. Además, menos de la mitad cree que ser emprendedor lleve aparejado un estatus social y económico. Un porcentaje que se eleva al 69% en el caso de los países comunitarios.

Todos estos condicionantes son percibidos de una manera más negativa por parte de las mujeres, lo que explica que la brecha de género, aunque pequeña, siga existiendo.

Respecto al modelo empresarial, la mayoría de los nuevos negocios se basa en el autoempleo. El 51,1% no tiene empleados a su cargo; el 40% tiene entre uno y cinco trabajadores; el 6,6%, entre seis y diecinueve trabajadores; y el 2,3%, veinte ó más trabajadores.

En cuanto a los sectores con más protagonismo en este colectivo, prima sobre todo el consumo, aunque los servicios ganan más peso que nunca frente al sector transformador y extractivo.

Asignaturas pendientes

En 2018, España ha hecho los deberes en dos de sus principales asignaturas pendientes: internacionalización e innovación. Pero la distancia que la separa de otros países desarrollados todavía es muy grande. Así, en términos de presencia internacional, el 30,7% de las empresas españolas de reciente creación tiene algún tipo de actividad exportadora. La cifra ha aumentado con respecto al 24,9% de 2017, pero aún queda lejos del 55,2% de la media de los países desarrollados y del 25% de países como Austria, Canadá o Irlanda.

Por comunidades autónomas, es curioso como la mayor vocación internacional no parte de las regiones con más peso económico, como Madrid y Cataluña, sino de las islas. De este modo, Baleares y Canarias son las comunidades más volcadas al exterior. Cuentan con el mayor porcentaje de compañías que obtienen al menos una cuarta parte de su facturación del extranjero.

En términos de innovación, la cifra también ha mejorado, aunque muy ligeramente, con respecto al año anterior. El porcentaje de emprendedores que vende productos o servicios que incorporan algún grado de novedad se ha elevado del 34,1% al 35,1% en el último año. La media europea se sitúa en el 45%, mientras que en países como Italia y Canadá supera el 65%.

Finalmente, otro ámbito que España debe mejorar es el del intraemprendimiento. El 6,1% de los emprendedores declara haber lanzado su negocio en el seno de organizaciones existentes, un porcentaje muy por debajo de la media europea.

Panel de expertos

El Informe GEM también incluye las conclusiones obtenidas tras consultar un panel de expertos españoles. Sus valoraciones han mejorado con respecto al año anterior, aunque aún siguen detectando problemas, particularmente «el difícil acceso al escaso número de instrumentos de financiación pública y privada».

Para incentivar la actividad emprendedora, los expertos recomiendan reorientar las políticas gubernamentales, reduciendo los costes, las cargas fiscales y la burocracia. También potenciar el apoyo financiero a las empresas, y mejorar la cantidad y la calidad de la educación y la formación, así como las normas sociales y culturales.

Posted in EMPRENDEDORES | Leave a comment

El déficit comercial español se dispara un 36,5% hasta marzo, con las exportaciones estancadas

elEconomista.es    21/05/2019

El déficit comercial español de los tres primeros meses del año alcanzó los 9.464 millones de euros, cifra un 36,5% superior a los 6.933 millones del año anterior.

Según los datos difundidos por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el incremento del déficit se explica por el parón de las exportaciones, que registraron un nivel casi idéntico al del inicio de 2018.

En concreto, las exportaciones españolas de mercancías en el periodo enero-marzo alcanzaron los 71.013 millones de euros, un valor muy similar al alcanzado en el mismo periodo del año anterior (71.025 millones de euros) (-0,02%).

Por su parte, las importaciones se incrementaron un 3,2%, hasta los 80.477 millones. Como resultado, la tasa de cobertura -exportaciones sobre importaciones- descendió 2,9 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2018, situándose en el 88,2%.

En términos de volumen, las exportaciones se aminoraron un 1,7%, ya que los precios, aproximados por los Índices de Valor Unitario, subieron un 1,7%, y las importaciones aumentaron un 1,4%, pues los precios ascendieron un 1,8%.

Entre los principales sectores, crecieron las exportaciones de productos químicos (+ 5 %), alimentación, bebidas y tabaco (+ 4,4%) y bienes de equipo (+ 3,4%), mientras que las del sector del automóvil disminuyeron un 7,3%.

Por otro lado, las importaciones se incrementaron en los sectores de bienes de equipo (+5,7% interanual), productos químicos (+5,7%) y manufacturas de consumo (+3,8%). Sin embargo, las importaciones de materias primas decrecieron un 4,7% interanual.

Por destinos, las exportaciones dirigidas a la Unión Europea descendieron un 0,7% en los tres primeros meses del año y las ventas a la zona euro se redujeron un 1,7%, mientras que las destinadas al resto de la Unión Europea crecieron un 3%.

Por su parte, las ventas a terceros destinos aumentaron un 1,4% en este periodo, con incrementos de las exportaciones a América del Norte (12,3%), Asia -excluido Oriente Medio- (7,3%) y África (4,8%). Retrocedieron las destinadas a Oceanía (-19 %), Oriente Medio (-15,8%) y América Latina (- 3,8%).

En el mes de marzo, las exportaciones españolas de mercancías descendieron un 0,5% hasta los 25.469 millones de euros y las importaciones se incrementaron un 5,2%, hasta los 27.822 millones de euros. El déficit fue de 2.352 millones, cerca del triple que el año anterior.

Posted in ECONOMÍA y Mercados Financieros | Leave a comment